» Hospital San Martín de Quillota logró primera procura de órganos del año

Hospital San Martín de Quillota logró primera procura de órganos del año

img_5942 img_5943

En una coordinada gestión los equipos de salud del Hospital de Quillota y expertos de la Universidad de Chile,

se logró realizar una procura multiorgánica a un paciente fallecido en dicho recinto asistencial.

Pasado el mediodía del domingo 6 de noviembre, el hígado y un riñón del paciente fallecido fueron extraídos en el plantel quillotano, por parte de un equipo de expertos del Hospital Clínico de la Universidad de Chile con apoyo del personal del Hospital San Martín, bajo la coordinación de María Cristina Toro, Coordinadora Local de Procura de Órganos de la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota.

Esta decisión solidaria permitió trasplantar el hígado en un paciente masculino, de 60 años, y el riñón a otro varón de 30 años, lo cual cumplió con los objetivos trazados desde el momento en que apareció la posibilidad de procura, la segunda que se realiza en los últimos años en el Hospital San Martín, y la primera de este 2016.

Al respecto, el Subdirector Médico del establecimiento, doctor Darwin Letelier, destacó que “nosotros hicimos un esfuerzo muy grande por salvar la vida del paciente pero, en realidad, cuando ya nos dimos cuenta que era imposible, conversamos con la familia y con todos los equipos de expertos que se dedican al tema y junto con la familia tomamos esta difícil decisión que fue, finalmente, exitosa puesto que permitió continuar dándole vida a otras personas”.

Es por ello que las autoridades del Hospital San Martín y del mismo Servicio de Salud Viña del Mar Quillota agradecieron el gesto solidario de la familia, la cual corroboró la intención del paciente de ser donante a través de la Entrevista de Última Voluntad; destacando asimismo el gran trabajo desplegado por los equipos de la Unidad de Emergencias, Pabellón, la UCI y Laboratorio del hospital quillotano para lograr éxito en esta nueva procura de órganos.

De esta manera, un hecho que partió como doloroso para el equipo clínico del Hospital San Martín fue transformándose en esperanzador para 2 pacientes que requerían órganos para vivir y que se vieron beneficiados con la decisión solidaria de una familia y el gran trabajo de los equipos de salud.