» Hospital San Martín de Quillota obtiene grandes avances con desarrollo de cirugía vascular

Hospital San Martín de Quillota obtiene grandes avances con desarrollo de cirugía vascular

Desde hace un año que recinto asistencial incorporó esta especialidad obteniendo grandes beneficios para usuarios de la zona

 

 

Por años el Hospital San Martín de Quillota debió derivar a sus pacientes que requerían de cirugía vascular hasta dependencias del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, centro de referencia del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, que recibía a pacientes de toda la red con el consecuente atochamiento que se generaba ante una demanda cada vez más acrecentada por parte de la población en esta materia.

Ante esta realidad es que desde la Dirección del Hospital San Martín de Quillota se decidió -hace cerca de un año- incorporar la Cirugía Vascular como una nueva especialidad del recinto asistencial base de las provincias de Quillota y Petorca, siempre teniendo como norte el resolver los procedimientos y cirugías inherentes a la especialidad en el mismo plantel sanitario.

Para ello es que se incorporaron los cirujanos vasculares Baldo Rinaldi y Álvaro Zapico, quienes han enfocado su actuar en 3 importantes áreas de trabajo que han impactado de manera positiva en la población usuaria del sistema público de salud de la zona. Así, y pese a que cada uno de los especialistas está contratado por 11 horas semanales en el Hospital San Martín, los avances alcanzados al cabo de un año son decidores a la hora de realizar una evaluación.

TRES ÁREAS DE TRABAJO

Tal como destaca el doctor Pedro Cordero, Subdirector Médico (S) del recinto asistencial, “se han trabajado 3 líneas de polo de desarrollo, una es el enfoque integral de la patología renal crónica que requiere accesos vasculares; el segundo polo de desarrollo es revascularización y vascularización de territorios arteriales de mala calidad en pacientes con problemas de aterosclerosis o pie diabético, que necesitan hacerse by pass vasculares para poder salvar esa pierna y evitar amputaciones innecesarias; y el tercer polo de desarrollo es la instalación de marcapasos en pacientes que tienen alteraciones en la conducción eléctrica del corazón”.

ACCESOS VASCULARES PARA DIÁLISIS

Cabe destacar que la primera línea de trabajo de los cirujanos vasculares está orientada a la implementación de accesos vasculares para aquellos pacientes renales que requieren de diálisis. Así, la especialidad vascular se ha centrado en la instalación de accesos vasculares transitorios o catéter para iniciar la diálisis; pero, sobre todo, el interés está concentrado en los accesos vasculares de larga duración, o fístulas arteriovenosas permanentes, todos procedimientos que anteriormente los pacientes no encontraban en el Hospital San Martín de Quillota, y que les permite dializarse y, en consecuencia, seguir viviendo.

BY PASS QUE EVITAN LA AMPUTACIÓN DE EXTREMIDADES

En relación al segundo polo de desarrollo de la cirugía vascular en el San Martín, éste se enfoca en solucionar los problemas de irrigación de extremidades inferiores a pacientes con patologías cuya manifestación es la obstrucción de la arteria. Para contrarrestar aquello, y evitar la posterior necrosis y amputación de la extremidad, es que los doctores Rinaldi y Zapico están desarrollando cirugías de by pass vascular, con prótesis del mismo paciente o autólogas; o artificiales, también denominadas heterólogas. Todo ello contribuye a una mejora en la calidad de vida del paciente, pues se evita el dolor con que se manifiesta la patología y, sobre todo, se evita la amputación de la pierna afectada.

INSTALACIÓN DE MARCAPASOS

La tercera área en que los cirujanos vasculares y su equipo han centrado el trabajo dice relación con la instalación cardiovascular de marcapasos a pacientes con falla de conducción eléctrica dentro de su corazón, lo que genera un bloqueo del estímulo eléctrico que disminuye la frecuencia cardíaca a límites no compatibles a una vida normal. Cabe señalar que estos procedimientos se iniciaron hace no más de 3 meses, y ya se ha logrado la instalación de 15 de estos dispositivos, con la consecuente e importante mejora para los pacientes beneficiarios de este actuar, lo cual hace mirar con optimismo al Hospital San Martín el desarrollo del área cardiovascular.

Por todo ello es que el recinto asistencial quillotano espera afianzar estas 3 áreas de trabajo en cirugía vascular, consolidando un equipo de trabajo que ha destacado por su gran calidad técnica, pero también humana, y el rápido ensamble al plantel sanitario. Por parte de los especialistas, la evaluación también ha sido bastante positiva por los logros hasta ahora alcanzados: “Para ello hemos contado con todo el apoyo de la Dirección, de la Subdirección del Hospital. Hemos ya implantado alrededor de 15 marcapasos, no hemos tenido ninguna incidencia y hemos comenzado a realizar cirugía vascular periférica de moderada complejidad, pues la mayoría son pacientes que tienen isquemias crónicas, avanzadas, pie diabético… y lo que más hemos hecho han sido by pass femoro femorales para ir comenzando. La idea nuestra es seguir avanzando en esa índole”, manifestó al respecto el cirujano vascular Baldo Rinaldi.

Cabe destacar que ambos especialistas realizan los importantes procedimientos, como son la instalación de marcapasos, dentro de sus horarios institucionales, lo cual redunda en un importante ahorro financiero para las arcas hospitalarias, dando cuenta del alto compromiso del equipo con sus pacientes y la salud pública en general. De esta manera, un alto grado de avance en resolución de patologías que requieren de cirugía vascular ha alcanzado el Hospital San Martín de Quillota durante el último año, tarea en la que espera seguir consolidándose para beneficio de sus usuarios.