» Joven violinista regala música a pacientes hospitalizados en nuestro establecimiento

Joven violinista regala música a pacientes hospitalizados en nuestro establecimiento

 

 

Desde hace aproximadamente un mes que Catalina Verdejo Palma, de 19 años, concurre semanalmente hasta las dependencias del Hospital San Martín de Quillota. Pero esta joven limachina, quien el año próximo ingresará a estudiar Interpretación Musical, no viene a controles ni nada que aqueje su salud; por el contrario, ella viene a entregar salud de la forma que mejor sabe: tocando su violín.
   Y es que ya han sido varias las semanas en que se le ha visto los días jueves recorriendo, en compañía de una de las enfermeras docentes supervisoras del Liceo de Limache, los diversos servicios clínicos de nuestro establecimiento, entregando a través de la música un verdadero bálsamo para el alma y el espíritu de todos los pacientes que se encuentran hospitalizados.
Catalina nos cuenta que la primera vez que tocó su violín en nuestro Hospital San Martín fue hace cerca de un año, cuando concurrió a visitar a su abuelo que se encontraba hospitalizado, dejando maravillados a pacientes y funcionarios. Fue así como surgió este vínculo con nuestro establecimiento, el que se ha retomado en las últimas semanas a través del voluntariado altruista que despliega esta joven que ha tenido incursiones por la Orquesta de la Casa de la Cultura de Limache y por la Orquesta Juvenil de la Universidad Católica de Valparaíso.
La joven, quien se encuentra perfeccionando su técnica con la ayuda de un profesor particular, esta mañana recorrió los servicios de Pediatría, Cirugía, Maternidad y Medicina, brindando un variado repertorio que incluyó desde música popular de raíz folclórica como Violeta Parra, Inti Illimani y Los Jaivas, hasta piezas de música clásica como Vivaldi y Handel, pasando por los Beatles y Víctor Heredia.
Tanto usuarios, pacientes y funcionarios agradecieron con un gesto, una sonrisa y hasta aplausos las interpretaciones de Catalina, quien seguirá regalando a los pacientes hospitalizados estos mágicos momentos de música y tranquilidad, siempre acompañada de su violín.