» Hospital San Martín de Quillota destaca notable recuperación de paciente que registró complejo síndrome de Guillain – Barré durante su embarazo

Hospital San Martín de Quillota destaca notable recuperación de paciente que registró complejo síndrome de Guillain – Barré durante su embarazo

 

Se trata de una patología de muy baja frecuencia en el mundo y que necesita tratamiento de por vida, y que a través de un comprometido trabajo clínico, ha permitido recuperar a la paciente tras el parto.

A fines de noviembre del 2016 arribó por vez primera hasta el Hospital San Martín de Quillota, la joven calerana Juana Mondaca Olivares, hoy de 34 años, quien llegó procedente de su ciudad por un malestar general y la imposibilidad de mover sus piernas. Además, esta Técnico en Enfermería presentaba un avanzado embarazo de un segundo hijo.

Tras varios exámenes en el Hospital San Martín, se confirmó la presencia del Síndrome de Guillain-Barré, por lo que debió ser inmediatamente hospitalizada. De acuerdo a la Organización Mundial de La Salud, dicho síndrome es una afección en la que el sistema inmunitario del paciente ataca los nervios periféricos, pudiendo llegar a producir, incluso, una parálisis total.

Luego de un mes en el Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar, Juana Mondaca retornó hasta su centro de referencia para su rehabilitación: el Hospital San Martín. Presentaba baja movilidad en sus miembros superiores e inferiores, sin embargo, tras un comprometido trabajo terapéutico y de rehabilitación, dirigido por un completo equipo multidisciplinario, compuesto por cerca de 25 profesionales de diversas áreas clínicas del recinto asistencial quillotano, ella se fue recuperando exitosamente.

El doctor Darwin Letelier Escobar, Subdirector Médico del Hospital San Martín, señala: “ella estuvo durante varios meses de su embarazo prácticamente paralizada, con un embarazo evolucionando, y son muy pocos casos en el mundo descritos. Nosotros como Hospital San Martín de Quillota decidimos asumirla, le pusimos cuidados especiales, tratamiento kinésico, neurológico, y la trasladamos al Hospital Fricke para un tratamiento especial. Logramos que tanto el parto como el alumbramiento fuesen sin problemas, después continuamos con la rehabilitación de la paciente, quien de a poco fue recuperando la movilidad de las extremidades inferiores, las piernas y se empezó a sentar. Así es que nosotros como Hospital San Martín de Quillota estamos muy felices de este resultado después de hartos meses de trabajo, y desde el punto de vista médico es un éxito rotundo”.

UNA GRAN RECUPERACIÓN

            Luego del nacimiento de su hijo Joseph en marzo pasado en el mismo Hospital, el trabajo se concentró en lograr la mayor autonomía posible en la paciente e ir recuperando su movilidad, pues si bien se había tratado de un embarazo de alto riesgo, el bebé nació absolutamente sano. Es por ello que, a través del apoyo del Hospital San Martín y todo el equipo clínico, se comenzaron a notar los avances en su recuperación.

El Síndrome de Guillain-Barré puede afectar al sistema nervioso que controla los movimientos musculares, pudiendo generar debilidad muscular y pérdida de sensibilidad, lo cual hace catalogar a esta patología como rara, además aún no posee cura. Sin embargo, sí se puede mejorar la condición y calidad de vida del paciente, con un exhaustivo tratamiento y apoyo clínico.

La evidencia clínica señala que la recuperación puede tardar años. Sin embargo, el empuje demostrado por la paciente ha ido acelerando estos procesos, ya que en la actualidad –además del apoyo que recibe de la psicóloga del Programa Chile Crece Contigo- se encuentra concurriendo a terapias periódicas al Servicio de Rehabilitación del Hospital San Martín, en donde a través de un equipo de kinesiólogos y terapeutas ocupacionales, ya da sus primeros pasos ayudada por un andador fijo, y los pronósticos de recuperación se ven cada vez más auspiciosos.

Al respecto, la misma Juana Mondaca señala: “Estoy súper contenta, yo siempre he estado agradecida del hospital, de todos: doctores, ginecólogos, el doctor que estaba de cabecera, la psicóloga, el equipo del Programa Chile Crece Contigo, y los kinesiólogos, para qué decir; ellos han sido fundamentales en todo esto, porque ellos me han dado siempre el apoyo.”

Hoy, con sus hijos, su marido Iván, y el apoyo del Hospital San Martín esta paciente calerana lucha día a día por retomar su vida normal. Todos sienten que ya se ha avanzado bastante, pero las terapias deben continuar y seguir en esta constante mejora que ha tenido en los últimos meses, “Juanita”, como la llaman cariñosamente, los funcionarios hospitalarios que están comprometidos en reinsertarla en su vida normal.