» Dispositivos cuidan a hijos de funcionarios del Hospital San Martín de Quillota

Dispositivos cuidan a hijos de funcionarios del Hospital San Martín de Quillota

 

Gracias al Jardín Infantil “Los Enanitos” y el Club Escolar “Angelitos Traviesos” trabajadores hospitalarios pueden desempeñarse con tranquilidad en sus funciones

Con un universo superior a los mil trabajadores, el Hospital San Martín de Quillota es una gran familia que cuenta con múltiples necesidades como institución, a las que se suman los requerimientos de los propios trabajadores que integran esta gran comunidad hospitalaria. Sin duda, una de las grandes preocupaciones de quienes nos desempeñamos en el mercado laboral en general, y en el Hospital San Martín en particular, es ver quién se hará cargo de nuestros hijos mientras trabajamos, sea en horario habitual o en sistema de turnos.

Pues bien, dicha inquietud ha estado siempre presente en nuestro establecimiento, al punto de que no pocos testimonios de décadas atrás hablan acerca de la presencia de numerosos niños deambulando por el establecimiento en espera del término de la jornada laboral de su madre y/o padre. No obstante, dicha realidad comenzó a cambiar en 1970, cuando por iniciativa de las propias funcionarias se formó el Jardín Infantil “Los Enanitos”, dispositivo al que se le agregó, desde el año 2004, el Club Escolar “Angelitos Traviesos”.

JARDÍN INFANTIL Y SALA DE CUNA PARA NUESTROS HIJOS

El Jardín Infantil y Sala de Cuna “Los Enanitos” es un dispositivo de larga data y tradición al interior de nuestro recinto asistencial, pasando numerosas generaciones de hijos de funcionarios por sus aulas dirigidas por “la Tía” María Teresa Araya. Actualmente, el recinto parvulario acoge a 52 niños distribuidos en 6 niveles desde los 6 meses de edad hasta los 4 años, constando de 3 niveles de Sala de Cuna y 3 de pre escolares.

Uno de los principales objetivos del recinto pre escolar es la labor asistencial y pedagógica que se entrega a los párvulos, conllevando mayor seguridad para las madres y padres que trabajan en nuestro Hospital al tener a sus hijos cerca y con la confianza de un buen cuidado. A la habitual labor educativa pre escolar, el Jardín “Los Enanitos” ha agregado diversos programas que se incorporan a la rutina diaria, como son los lineamientos tendientes a conocer nuestras raíces, el cuidado del medio ambiente, la prevención motora – postural, y el aprendizaje de inglés, entre otros énfasis que apuntan al crecimiento y educación integral de nuestros hijos.

Cabe destacar que en los últimos años el Jardín Infantil y Sala Cuna ha presentado mejoras sustanciales, tanto en lo concerniente a la ampliación de su horario de atención hasta las 20 horas para los párvulos de Sala Cuna cuyas madres estén en turno y 17:50 horas para Jardín Infantil, como algunas ampliaciones que han permitido dar respuesta a las necesidades de nuestras trabajadoras con hijos pequeños. Mención aparte es la gran labor que desempeña el personal que aquí se desempeña, con 3 educadoras, 12 técnicos y asistentes de párvulos, y una manipuladora de alimentos, todas quienes con gran dedicación y amor velan por los cuidados y educación pre escolar de una etapa fundamental de los hijos e hijas de nuestros funcionarios.

CLUB ESCOLAR: UNA GRAN FAMILIA

Como la necesidad del cuidado de nuestros hijos no acaba al cumplir ellos los 5 años, desde inicios de la década pasada un grupo de Técnicos Paramédicos de nuestro Hospital bregó por contar con una guardería que velara por sus hijos mientras ellas cumplían sus funciones en nuestro Hospital, iniciando gestiones el año 2003 para ver materializado su sueño en marzo del año 2004, cuando se crea oficialmente el Club Escolar “Angelitos Traviesos”. El recinto está orientado al cuidado infantil fuera del horario escolar y dentro del horario laboral del personal hospitalario, con lo que se aporta –de manera indudable- a la conciliación de la vida familiar y laboral y a una mejor calidad de vida de los trabajadores beneficiados con esta iniciativa.

Actualmente son 35 los niños, de entre 4 y 11 años, que concurren al Club Escolar, el cual está reorientando su actuar para unificar criterios con sus pares de otros hospitales de nuestra Red SSVQ. Tal como destaca el Encargado o Director del Club Escolar, el profesor Osvaldo Aranda, quien junto a las tías Julia López y Francia Chávez integran el staff de trabajadores de este dispositivo, lo que más destaca al interior del mismo es el espíritu de familia que en él impera, ya que pese a algunas diferencias de edades entre los niños que concurren al “Angelitos Traviesos”, el comportamiento es como de hermanos mayores y menores entre los niños.

Entre los ejes que destacan y cruzan de manera transversal las diversas actividades desarrolladas en el Club Escolar, destaca la política de Buen Trato, el Cuidado del Medio Ambiente y la Alimentación Saludable, ya que la idea del personal que aquí trabaja es apoyar la entrega de valores, conocimientos y normas que se genera en el hogar de cada uno de los beneficiarios de esta iniciativa, además –claro está- del apoyo en instancias pedagógicas, erigiéndose de esta manera en una verdadera extensión del hogar para los 35 niños que hasta aquí acuden diariamente.

ACTIVIDADES DE SENSIBILIZACIÓN DE LA IMPORTANCIA DE NUESTROS DISPOSITIVOS

En vista de la importancia que ambos dispositivos poseen para nuestra comunidad funcionaria, es que esta semana realizarán actividades comunes de manera de que aquellos funcionarios que no conozcan su actuar, se enteren de la enorme importancia que ambas instancias poseen para nuestros trabajadores y sus hijos.

Así es como este miércoles 25 se realizará una exposición con trabajos y fotos tanto de la Sala Cuna y Jardín Infantil “Los Enanitos”, como del Club Escolar “Angelitos Traviesos”, actividad que se realizará en el pasillo central de nuestro establecimiento. En tanto, este jueves 26 se llevará a efecto una marcha conjunta entre ambos centros educativos hospitalarios por las calles interiores de nuestro establecimiento de manera de visibilizar la gran labor que ambos desempeñan.